Lunes, 16 de Abril de 2018

Cómo fue creado el "Sinfonía de los Mares", el barco de pasajeros más grande del mundo

Hace dos semanas, de un astillero del sur de Francia zarpó el que se considera el barco de pasajeros más grande del mundo: el Sinfonía de los Mares.

Compartir:
Recomendar
 

Sus dimensiones son casi de animal jurásico: 18 pisos, 228.081 toneladas de registro bruto de volumen, 362 metros de largo, 62 metros en su parte más ancha y capacidad máxima para 6.680 pasajeros.

Si el Sinfonía de los Mares, un crucero que pertenece a la empresa Royal Caribbean International, se colocara en posición vertical, mediría apenas 19 metros menos que el edificio Empire State de Nueva York.

Pero el mayor reto, de acuerdo a sus constructores, fue lograr que todo ese monumento de metal, acero y accesorios flotara, de manera segura y por largas distancias, en las aguas oceánicas.

"Creo que lo más complejo de todo este proceso fue ensamblar todos los módulos que hacían parte del buque. Sobre todo porque son 84 enormes secciones que tienen que ser soldadas para conformar el casco de la nave", explicó Greg Purdy, jefe de operaciones marinas de Royal Caribbean Internacional.

Esos 84 bloques, de acuerdo a Purdy, eran fundamentales para crear el volumen necesario del barco que le permita soportar todo el complejo de instalaciones que está en la parte superior.

Pero, ¿cómo lograron crear un barco de pasajeros con más de 2.700 cuartos y que éstos no se sientan hacinados?

Ingeniería

La principal idea de una vacación de crucero es, tal como la definen muchos de sus pasajeros frecuentes, "conocer tres o cuatro destinos, pero sin desempacar más que una vez".

Sin embargo, el uso de un buque como medio de transporte y lugar de estadía impone serios desafíos: para las empresas de vacaciones, un tema clave es lograr que el turista no se aburra ni se sienta encerrado.


Volver a Actualizarte